Tarta de Queso & Aguacate



Hoy os traigo una verdadera delicatessen.
Una tarta fácil de elaborar, que no necesita horno, es estupenda para preparar en verano, resulta muy fresquita, diferente y apetecible al comerla. ¿Te animas?





Ingredientes: 80 gr galletas tipo Speculoos, 25 gr mantequilla a temperatura ambiente, 175 gr queso crema tipo Philadelphia, 175 gr nata para montar, 175 gr aguacate (un aguacate entero mediano), 4 hojas de gelatina (7-8 gr), 50 gr. de azúcar, ralladura de 2 limas, 1 cucharadita de canela, té matcha, hojas de menta fresca y pistachos para decorar.

Elaboración: Triturar las galletas y mezclarlas con la mantequilla, que debe estar a temperatura ambiente, hasta obtener una mezcla con la que cubrir el fondo del molde. Llevarlo al congelador mientras preparamos el relleno, para que se endurezca la mezcla de galletas.

Pesar y preparar todos los ingredientes y poner a remojar en un vaso de agua fría las hojas de gelatina.
Poner en un recipiente el aguacate, el queso, la nata, el azúcar, la ralladura de las limas y la canela.

Triturar hasta obtener una mezcla lisa y sin grumos, llevarla al fuego hasta que se caliente un poco. Solo ha de templarse para poder diluir la gelatina ya hidratada, unos 37º C será suficiente.

Retirar la mezcla del fuego, incorporar las hojas de gelatina escurridas,  remover con ayuda de una espátula para no integrar mucho aire a la elaboración.

Volcar sobre las galletas reservadas en molde desmontable y unificar la mezcla que quede nivelada, golpeamos un poco el molde para que se asiente.

Ponerla en el frigorífico hasta que se gelifique, unas 3 horas serán suficiente.

Desmoldar con cuidado y a decorar a nuestro gusto.

Yo la he querido decorar muy parecida a la preciosa tarta de nuestra amiga "Belén de Cupcakes a gogó", ya que la receta es suya, y que tanto nos gustó.

Espolvorear sobre la tarta con ayuda de un colador una bolsita de té matcha, decorando con pistachos, hojitas de menta o hierbabuena y unas flores comestibles para darle un toque de color.



Nota: Las cantidades e ingredientes son para una cheesecake de 16 - 20 cm de diámetro.

Lo ideal sería usar un aro de pastelería forrado por dentro con una tira de acetato, ya que el desmoldado resulta más  sencillo y quedan los bordes perfectos.
Si no disponemos de él, un molde desmontable es la mejor opción para este tipo de receta.

Se pueden sustituir las laminas de gelatina por gelatina en polvo, solo habrá que ajustar la cantidad empleada para la receta, ya que hay que poner menos cantidad. 8 gr de gelatina en hojas (la cantidad usada en la receta) equivalen a 6 gr de gelatina en polvo.

Lo ideal es hacer la tarta el mismo día que se va a consumir, porque el aguacate se oxida y oscurece con facilidad.  

No habrá ningún problema con su textura, ya que en unas tres horas estará perfectamente gelificada y lista para comer.
Apreciarás, como puedes ver en la ultima foto, que al día siguiente de su elaboración se vuelve más oscura, es normal, pero puedes seguir disfrutando de ella con todo su sabor y cremosidad.

Has de tener en cuenta que su sabor con la lima, aguacate, canela y té matcha, es peculiar, sabores a los no todos estamos acostumbrados, puede que no sea del agrado de todo el mundo.

Si crees que puede ser así, ponle un poco más de lima y canela y no le pongas el té matcha.

0 comentarios:

Gracias a tod@s por venir a nuestra cocina, por vuestras agradables palabras y por compartir ideas.
Me es imposible contestar a tod@s, afortunadamente somos much@s 'amig@s'...
Pero siempre os leo, si tienes alguna duda intentaré ayudarte a resolverla.
Escríbeme a mi correo angelbel2002@hotmail.com