Crepes con AOVE

Vamos preparar un delicioso desayuno o merienda con estas crepes. 
Unas tortas muy finas que se pueden servir con mil rellenos, saladas o dulces, según los ingredientes que más nos gusten.
¿Te animas a prepararlas?





Ingredientes: (para unas 7 u 8 crepes de unos 20 cm de diámetro).
2 huevos, 150 gr de harina de repostaría, 250 ml de leche de soja, 1 cucharada de azúcar, 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra, 1 pizca de sal, 1 cucharada de brandy (es opcional, pero yo lo he puesto, le da un puntito muy bueno).

Aceite de oliva virgen extra para engrasar la sartén

Para el relleno: 2 manzanas cortadas a daditos, 1 cucharada de mantequilla, 2 cucharadas de azúcar moreno.
Canela molida, sirope de arce.





Elaboración: Poner en una jarra todos los ingredientes y batir muy bien con la batidora, hasta obtener una mezcla sin grumos. Dejarla reposar en la nevera al menos una hora.

Mientras tanto, saltear en una sartén 2 manzanas cortadas en daditos con 1 cucharada de mantequilla y otra de azúcar moreno, hasta que estén doradas. Reservar.

Una vez que la masa ha reposado, remover con una cuchara, su textura ha de ser como una crema líquida.

Engrasar una sartén antiadherente con una pizca de aceite de oliva virgen extra.  
Cuando esté bien caliente añadir un poco de masa con una cuchara grande, girar la sartén para ayudar a que la masa se extienda. 
Cuando los bordes comienzan a dorarse darle la vuelta.

Para las siguientes no hace falta añadir más aceite, y se hacen rápido, así que “ojo” no se quemen.

Rellenarlas con la manzana caramelizada, doblarlas en triangulo, espolvorear con canela molida, ponerle un poco de sirope de arce por encima.

Servir templadas, o frías… Y a disfrutarlas, están deliciosas.




Notas: Es aconsejable cocinarlas en una sartén antiadherente, de lo contrario nos arriesgamos a que se peguen y se rompan al cocinarlas.

Si las hacemos dulces podemos aromatizar la masa con vainilla y canela molida y si son saladas, le podemos añadir unas especias o hierbas a nuestro gusto.

Para mantener las crepes calientes mientras la cocinamos todas, ponemos un cazo con agua a calentar, a fuego suave, encima colocamos un plato con un trozo grande de papel aluminio y sobre este vamos apilando una crepe sobre otra.

También las podemos envolver todas en papel aluminio y guardarlas en el frigorífico hasta dos días. Las podemos consumir en frío o podemos calentarlas una vez rellenas.


0 comentarios:

Gracias a tod@s por venir a nuestra cocina, por vuestras agradables palabras y por compartir ideas.
Me es imposible contestar a tod@s, afortunadamente somos much@s 'amig@s'...
Pero siempre os leo, si tienes alguna duda intentaré ayudarte a resolverla.
Escríbeme a mi correo angelbel2002@hotmail.com