Revuelto de Collejas

La colleja es una de las plantas nutricias autóctonas, pertenecen a la familia de las cariofiláceas de hojas lanceoladas, blanquecinas y suaves, tallos ahorquillados y flores blancas en panoja colgante.

Es muy común en los sembrados, lindes y pies de olivos. Se suelen recolectar en invierno. Hay que hacerlo antes de que estén “subidas”, es decir, sin que lleguen a medir unos ocho centímetros puesto que se endurecen y se preparan para florecer.

Otra observación de interés es recolectarlas donde no se hayan depositado abonos por la posible toxicidad que adquieran.

Por excelencia las podemos encontar en toda la región mediterránea, pudiendo consumirse las hojas y los tallos tiernos, incluso en crudo. 
Es una verdura muy fina, hasta el punto de que ni siquiera suele ser necesario eliminar el agua de cocción para consumirlas.
El hervido previo es recomendable para reblandecer los tejidos de la hoja, aunque no es necesario. 

Puede emplearse en guisos, hervida, en ensalada o incluso en tortilla, bastando sofreír previamente las hojas, con o sin cocción preliminar.


Su empleo como verdura tradicional se ha ido abandonando con el tiempo, probablemente por lo laborioso de su preparación, ya que las hojas deben separarse los tallos de una en una.





Ingredientes: 800 gr de collejas limpias y hervidas, 4 huevos, 4 dientes de ajo, gambas crudas peladas, jamón serrano en taquitos, sal, Aceite de Oliva Virgen Extra “preferiblemente” de la Denominación de Origen de Priego de Córdoba.

Elaboración: Limpiar las collejas quitando las partes duras y las pequeñas raíces, lavarlas muy bien, escurrirlas e introducirlas en un recipiente con agua hirviendo y sal, dejarlas hervir unos 3 minutos. Sacar, escurrir y reservar.

Posteriormente pelar y laminar los dientes de ajos, en una sartén, rehogarlos un par de minutos con un poco de aceite de oliva virgen extra.
Agregar el jamón serrano picadito y las collejas,  marear en la sartén.

Batir  los huevos, poner una pizca de sal y mezclarlos con las collejas, junto con las gambas. Remover, tapar y retirar del fuego. 
No conviene que se haga mucho para que el resultado sea más jugoso.

Servir rápidamente.



Nota: Escoger collejas recién recolectadas y lavarlas concienzudamente si son silvestres.

No exceder el tiempo de cocción más de 3 minutos y si es menos cantidad será necesario menos tiempo.

Una vez hervidas las podemos congelar en un recipiente hermético o en bolsas destinadas a este uso.

11 comentarios:

  1. Que ricas, me recuerdan mi niñez, mi madre las hacía en tortillitas. Besos.

    ResponderEliminar
  2. No conocía las collejas y me han parecido de lo más curioso. Viendo el resultado que dan en tu receta, tienen que estar bien ricas, me comía ese revuelto sin pensármelo :)
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Que rico, no conicía esa verdura, tiene buena pinta, no me importaría probarla, saludos

    ResponderEliminar
  4. ¡¡ Que ilusion!! tu plato de collejas, hace años que no las como y no veo nunca por el mercado.mi madre hacia un guiso buenisimo.
    Un besito y buen finde

    ResponderEliminar
  5. Pues yo no las conozco y la verdad que se ve una receta muy rica, además de los buenos consejos para su preparación, si alguna vez las veo no di daré en preparar esta receta.
    Un besito y feliz finde.

    ResponderEliminar
  6. No las conozco pero se ven como si fueran espinacas...me gustan mucho todas las verduras menos las coles que me sientan muy mal.Un beso y muy buenas nochesDoris

    ResponderEliminar
  7. Que gana tengo de probar las collejas, ya que no las conozco, y desde luego como tu las has hecho dan ganas de salir al campo ya mismo y recolectarlas, que precioso plato has preparado con ellas. Mil besicos querida amiga

    ResponderEliminar
  8. este año estoy cogiendo un montón me encanta incluso estoy congelando. bravo por tu revuelto


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  9. Creo que no las he probado nunca, aunque seguramente me gustarían, sobre todo esa receta tan bien presentada que has hecho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Hola !!! como me recuerda a mi niñez las collejas...no las como desde entonces...quizá sea hora de volver al campo a por ellas...besitos!!!

    ResponderEliminar
  11. Que pena que por aquí no se encuentren, me recuerdan mi niñez en el pueblo, están tan ricas !!!!!! Besos

    ResponderEliminar

Gracias a tod@s por venir a nuestra cocina, por vuestras agradables palabras y por compartir ideas.
Me es imposible contestar a tod@s, afortunadamente somos much@s 'amig@s'...
Pero siempre os leo, si tienes alguna duda intentaré ayudarte a resolverla.
Escríbeme a mi correo angelbel2002@hotmail.com