Red Velvet y Tarta Tres Chocolates

Hoy es el día de mi santo, lo he celebrado por partida doble y de una forma muy dulce.
Este bizcochito tierno y esponjoso  " terciopelo rojo" , que vi en el blog   Directo al Paladar   lo hice ayer para tomar café, mis padres y con mi preciosa abuela "Quica" de 94 años.


Ingredientes: 250 gramos de harina tamizada, 1 sobre de levadura química, 2 cucharadas de cacao en polvo, 115 grs. de mantequilla sin sal, 200 gramos de azúcar, 2 huevos, 1 cucharadita de extracto de vainilla, 1 yogurt natural, 2 cucharadas de zumo de limón, 2 cucharadas de colorante rojo.

Elaboración: Precalentar el horno a 160º, engrasar y enharinar un molde desmontable.

En un bol mezclar la harina tamizada, el cacao y la levadura. 

En un cuenco pequeño poner el yogurt y el limón, mezclar, dejar en reposo unos minutos y  agregar el colorante, remover para que quede bien coloreado.

En otro bol grande batir junto con la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar. 

Agregar los huevos uno a uno mientras batimos. 

Añadir la vainilla y volver a mezclar. 
Agregar la harina, la mezcla de yogurt y limón coloreada, removiendo cuidadosamente para evitar que salgan grumos.
Volcar la masa y llevar al horno durante unos 25 minutos, hasta que este cocido y al pincharlo con un palillo este salga limpio. 



El relleno es Ganache de Chocolate.

Y la cobertura es Crema Buttercream Suizo con praliné de almendras.






Buscando en la red una tarta tres chocolates, que hacía tiempo tenía ganas de hacer.
Encontré en el blog  Las Recetas de Mamá  esta deliciosa versión suya, que a su vez ella descubrió en La cocina de Auro y en Mundorecetas.
La seguí al pie de la letra, solo que reduje las cantidades a la mitad.




Tarta Tres Chocolates.-


Ingredientes: 125 g de chocolate negro Nestlé postres, 125 g de chocolate con leche Nestlé, 125 g de chocolate blanco, 300 ml de nata, 300 ml de leche, 1 sobre y medio de cuajada a repartir entre los tres chocolates.

Para la base: Un paquete de galletas maría y un poco de mantequilla.



Elaboración: Para  preparar la base, triturar las galletas y mezclar con la mantequilla ablandada. 
Cubrir un molde desmontable de 19 cm de diametro con la mezcla de galletas, esparciéndola muy bien por toda su base, meter en el horno unos minutos para que quede crujiente.
Calentar 100 ml de leche y 100 ml de nata, añadir el chocolate negro troceado  remover con unas barillas y cuando está disuelto añadir la mitad de un sobre de cuajada. 
Si al poner la cuajada hace grumitos, pasar el brazo de la batidora para deshacerlos.
Dejar a fuego suave moviendo sin parar durante 4 minutos, procurando que no hierva. 
Volcar con cuidado sobre la base de galleta, llevar al frigorífico.




Lavar el cazo, hacer lo mismo con el chocolate con leche y  echar por encima del negro. 

Para evitar que se haga un agujero sobre la mezcla anterior, romper la cascada dejando caer el líquido sobre una cuchara.

Por ultimo  hacer lo mismo con el chocolate blanco.
Dejarlo cuajar, sin moverlo y guardar en el frigorífico hasta el día siguiente.






Para hacer 8 hojas de chocolate:
Fundir al baño maría o en el microondas100 g de chocolate de cobertura, pincelar unas hojas de naranjo o limonero por la parte de los nervios.
Colocar en una bandeja y se dejan enfriar en el frigorífico.
Cuando está duro se vuelve a dar otra capa de chocolate.
Al desmoldar y presentar la tarta, retirar la hoja de naranjo y poner a modo de decoración.

Éxito total con esta tarta, bien fresquita,  ha sido la merienda en la piscina con los amigos.
No tengas dudas en hacerla, es rápida y fácil de elaborar y ya ves la presencia tan delicada y deliciosa que tiene.

39 comentarios:

  1. La de tres chocolates la he probado y me encanta, la he hecho varias veces. La Red Velvet en mi receta pendiente (una de ellas). Veo que las dos te han salido geniales.

    Felicidades y besitos!

    ResponderEliminar
  2. Acabo de apuntarme en mi super cuaderno repostero tu tartita tres chocolates, porque tiene una pinta estupenda. Y no te digo nada la rojita, qué bizcochito más esponjoso.....
    Y esa pedazo abuela!!!,me recuerda a la mía.
    Besos Isabel, y sigue deleitàndonos con tus postrecitos.

    ResponderEliminar
  3. No sabria decirte cual me gusta mas
    Estan preciosas
    Besos

    ResponderEliminar
  4. El red Velvet es uno de los pasteles que más me gustan,nunca lo habia visto con relleno de ganache de chocolate.Recojo la idea para la siguiente vez.
    Felicidades.
    Miguel
    lareposteriademiguel.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Que ricas las dos!!! Tomo nota!!! Siempre he tenido capricho de haver una Red Velvet y con tu receta creo que me animo!!!! :) Sólo me hace falta saber dónde consigo las claras pasteurizadas...

    ResponderEliminar
  6. dos tartas deliciosas y muchisimas felicidades, no lo podías haber celebrado con mejor compañía ;)

    Salu2, Paula
    http://conalaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Hola Isabel, la tres chocolates está pa chuparse los dedos (doy fe jejeje)las hojas de choco son una pasada, con lo difícil que es trabajar el chocolate con estas temperaturas!!!

    La red velvet, ya le tengo ganas desde hace mucho, he recopilado varias recetas, y esta tuya, pinta genial...no si al final, tendré que hacerla...

    Mira, aprovecho para hacerte una pregunta sobre la forma en que horneas los bizcochos. Verás he cambiado de horno y no me acabo de acostumbrar, con mi horno viejito los bizcochos me salían estupendos y pero últimamente, no se que pasa que no me terminan de convencer...

    ¿Tu como horneas tus bizcochos? ¿le pones aire? ¿calor solo abajo? puf! qué lío!!!

    Gracias anticipadas, un beso.

    ResponderEliminar
  8. Que ganas le tengo al Red Velvet, queda precioso, estoy esperando la ocasión y nunca llega. Que bonito lo has decorado y con toque de almendras, una delicia. La tres chocolates una receta fácil y resultona. Nunca cansa. Besos Isabel y feliz semana.

    ResponderEliminar
  9. Hola: Te han quedado estupendas las dos tartas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. excelente la red velvet. siempre la veo y nunca la hago, me da algo de miedo... obvio que a vos te quedó tremenda!

    ResponderEliminar
  11. Muchísimas felicidades Isabel,espero que hayas pasado un buen día. Tu abuelita es hermosísima, no aparenta la edad que tiene ni de lejos, díselo de mi parte. Me hubiese gustado ver su cara al ver estas dos tartas maravillosas que hace su nieta, aunque ya estará acostumbrada. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  12. Manderly, Isa,
    mucho más fácil de hacer la tres chocolates que la red velvet.


    Marga,
    si es que las abuelas son adorables... La tuya, la mía y todas las demás. Cuanto saben y cuanto han vivido.

    ResponderEliminar
  13. Miguel,
    el relleno de ganache de choco, junto con lo esponjoso del bizcocho y la cubierta con un ligero sabor a almendras...te lo aconsejo probar.
    Es una delicia.


    Paula,
    tienes razón, lo mejor es la compañía.


    Joaquina,
    cualquier ocasión es buena para un Red Velvet...por ejemplo, un domingo y un cafelito con los tuyos ¿A que si?
    Las ganas ya las tienes, te saldrá bien.

    ResponderEliminar
  14. Nicamum,
    date el caprico, es una delicia perfecta para compartir con los tuyos.
    Las claras pasteurizadas las puedes encontrar en el Mercadona, son unos botecitos amarillos no muy grandes, contienen 9 claras pasteurizadas.
    El contenido pesa en total 280 g, es decir, 31 g por clara, tiene el la botellita una marcas que te sirve de medidor.
    Cuestan sólo 0,49 €.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. La tarta de tres chocolates es todo un clásico y está buenísima. La red velvet caerá pronto. Llevo un tiempo viéndola en varios blogs y creo que tendré que sucumbir... Las dos te hasn quedado estupendas, pero la que más me gusta es la abuela.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  16. Susana,
    esto sule pasar con un nuevo horno, pero cuando la pilles el truqui, verás que no te acuerdas del viejo.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  17. Piluchi, Sole,
    a los dulces no hay que tenerle miedo, jejeje.
    Como mucho que no salga bien y lo volvemos a intentar, jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Mary,
    le leeré a mi abuela tu bonito comentario, es cierto que no aparenta su edad y si la escuchas hablar, te deja asombrada al ver la lucidez que tiene.
    Ya la tengo acostumbrada a ver mis dulces trabajos, pero ella... se emociona, es un primor.



    Mavi,
    a mi me pasó lo que a ti, veía la tarta, le tenía ganas y seguía apuntada en pendientes, esta fue la mejor ocasión...pero lo que más me gusta es la abuela.

    Gracias.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Felicidades! Me quedo con las dos que a cual de ellas más buena y preciosa.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Felicidades de tú santo! Un poco tarde, pero....! La tarta de tres chocos, nos encanta y la otra la tengo pendiente de hacer. Te han quedado de lujo las dos. Muy guapa tú abuelita!

    ResponderEliminar
  21. ahora que me ha dado por hacer tartas sin fondant, te diré que me apunto las dos recetas porque tienen una pinta genial.
    besazos!

    ResponderEliminar
  22. GUao, esa tarta de chocolates se ven espectacular, qué bellas esas hojas de chocolate tan parecidas a las reales.
    Slaudos

    ResponderEliminar
  23. Felicidades por tu santo (aunque sea a tiempo pasado) y por esa tentadora tarta.

    ResponderEliminar
  24. Felicidades con retraso! Preciosas y divinas las dos tartas, pero, con tu permiso, la más guapa es tu abuelita!
    Besos!

    ResponderEliminar
  25. Qué presentaciones más chulas en ambas tartas!!!
    A mi la Red Velvet me encanta... tiene un nosequé, que quéseyo... ¿verdad? jaja ;)
    Indescriptible.

    Enhorabuena por tus creaciones,
    um beso.

    ResponderEliminar
  26. El Red Velvet todavía no me he atrevido a hacerlo, pero la 3 chocolates está de vicio de buena!!!

    ResponderEliminar
  27. Leo que la mayoría habéis hecho la tarta tres chocolates, al igual que la Red Velvet os da un poco de respeto, pues nada...si no es tan difícil, es ponerle ganas, cariño y dedicarle un poquito más de tiempo que a la de chocolates.

    Será éxito asegurado en casa, ya vereis.
    Mil gracias por vuestros comentarios, felicitaciones y por piropear tanto a mi abuela preciosa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  28. Las dos recetas tienen que estar de lujo, la primera no la he probado nunca, la segunda tiene el exito asegurado.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  29. Bueno menudo festin, no se si una u otra, me quedo con las dos, y las hojas de choco son perfectas, gracias por explicar como se hacen.
    Un abrazo y feliz verano.

    ResponderEliminar
  30. Llego un día tarde, pero felicidades guapetona, espero que lo pasaras muy bien, aunque creo que si y sobre todo en buena compañía. Tu abuela tiene muy buen aspecto, se dicen rápido 94 años.
    Los dos pasteles son buenos y bonitos aunque el Red velvet no lo he probado, pero el de tres chocolates si.
    Besos.

    ResponderEliminar
  31. ¡Ay, qué rica esta entrada Isabel! ¡Dos super recetas! Me encanta la cobertura que le pusiste al Red Velvet. Todavía tengo pendiente el merengue suizo, ¡qué pinta! Y la verdad es que el relleno de ganache es perfecto. Yo la hice con chocolate blanco y me encantó. Mejor que el frosting de queso. Y la de tres chocolates, ¡sin comentarios! ¿Quieres matarnos de ansiedad? ;-) Te han quedado de maravilla.
    Un besote

    ResponderEliminar
  32. Lola,
    atrevete con el Red Velvet, también es éxito asegurado.



    Lydiart,
    las hojas de chocolate son más faciales de hacer que de explicar y mira que buen resultado dan... seguro que las haré en más ocasiones.

    ResponderEliminar
  33. Ana,
    aunque sea tarde te lo agradezco, guapa.
    Lo mejor es la buena compañía y mi abuela aun con sus achaquillos está hecha una rosa.

    Todas los que hemos probado la tarta tres chocolates somos de la misma opinión.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Dulce magdalena,
    La cobertura de Buttercream es deliciosa muy apropiada para estas decoraciones y para otras muchas más, por ejemplo para decorar las cupcakes es fantástica y como le puedes combinar tantos sabores, da muchisimo juego.

    El relleno de ganache lo puedes hacer con los tres sabores de chocolates y queda genial. A mi me gusta mucho más que el frosting de queso.

    La de tres chocolates, ¡sin comentarios!
    La foto lo dice todo.


    Y no quiero mataros de ansiedad, noooo, jejeje.
    gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. no paras! :)
    me he quedado con la duda de cómo va lo del praliné de almendras en el buttercream suizo... explícalo otro día, porfi!!!!!

    un saludo

    ResponderEliminar
  36. Hola de nuevo,
    te explico esa dudita que te quedó en mi receta sobre la buttercream y el praliné de almendras.

    El praliné de almendras, también lo hay de avellanas, es una crema hecha a base de almendras y azúcar, riquiiisima (tipo turrón tierno, pero para untar), el problemna es que la compro ya hecha y la elaboran el un pueblito cerca del mio, por lo que igual es un poco difícil de conseguir en tu tierra ya que no se hasta donde la distribuyen.

    Bien, pues hago la buttercream (tienes la receta en mi blog) y un poco antes de terminar de batir, le agrego dos cucharadas de Praliné.
    Esto lo puedes hacer con cualquier tipo de crema y tu buttercream quedará deliciosa.

    ¿Resuelta tu duda?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  37. mil gracias por tu respuesta, qué rápida!!!!!!! intentaré buscar el praliné que me dices en alguna tienda especializada o gourmet :)

    besos!

    ResponderEliminar
  38. Biscayenne,
    para eso estamos.
    Si lo encuentras dímelo y donde.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias a tod@s por venir a nuestra cocina, por vuestras agradables palabras y por compartir ideas.
Me es imposible contestar a tod@s, afortunadamente somos much@s 'amig@s'...
Pero siempre os leo, si tienes alguna duda intentaré ayudarte a resolverla.
Escríbeme a mi correo angelbel2002@hotmail.com