PLATOS DE CUARESMA

Tarta de Limón y Bizcochos

Una refrescante y apetecible tarta lista para compartir con los amigos.





Ingredientes: 200 gr de nata para montar con un 35,1% de materia grasa, muy fría, 250 ml de agua, 1 sobre de gelatina sabor a limón, 300 g de bizcochos de soletilla (1 paquete), 50 g de mantequilla derretida, 500 g de queso cremoso o de untar tipo Philadelphia, 150 g de azúcar, el zumo de 1 limón.



Elaboración: Montar la nata para tenerla lista. La nata deberá estar muy fría. Poner la mariposa en las cuchillas, agitar bien el envase de nata, verter en el vaso y programar velocidad 3 ½, sin poner tiempo. Reservar en un bol tapado con film transparente en el frigorífico.

En el vaso limpio de la thermomix, poner 250 ml de agua y calentar el agua 4 minutos, varoma, velocidad 1.
Añadir el sobre de gelatina sabor a limón y mezclar 1 minuto y medio, sin temperatura en velocidad 2. Comprobar que se ha disuelto bien el azúcar que trae el sobre de gelatina y verter en un bol para que atempere. Reservar.

Con el vaso limpio de nuevo y bien seco, triturar todos los bizcochos de soletilla, programando 2 segundos en velocidad 10. Reservar en un bol.

Pesar la mantequilla, y derretirla al fuego o en el microondas. Cuando esté líquida, verter sobre del bol con los bizcochos de soletilla y con una cuchara o un tenedor, mover bien la mezcla para que el bizcocho se impregne con la mantequilla. Quedará bastante suelto y suave.

Forrar un molde desmontable de 26 cm de diámetro con papel de horno.
Poner más de la mitad de los bizcochos de soletilla con mantequilla en la base y cubrir bien. 
La otra mitad la reservaremos para poner por encima.  

Llevar a la nevera el molde para que la base "endurezca" un poco al enfriar.

En la thermomix limpia, sin trocitos de bizcocho, echar el queso de untar y el azúcar. Mezclar 10 segundos en velocidad 3.
Incorporar el zumo de limón y la gelatina a temperatura ambiente y mezclar 15 segundos en velocidad 3.

Incorporar la crema de limón a la nata, primero echar un poco de la mezcla de crema sobre ella, mover con movimientos envolventes, con cuidado y agregar el resto, despacio y envolviendo, hasta que esté todo incorporado.
Mezclar la nata con la crema poco a poco. Volcar la crema en el molde. 

Acabar la tarta espolvoreando por encima el resto de los bizcochos de soletilla.
Dejarla cuajar unas 4 horas y estará aún mejor de un día para otro.
Para desmoldarla, pasar un cuchillo fino por alrededor. 




Nota: Esta tarta al no tener una base dura no se traslada bien del molde al plato, por eso es mejor ponerla  directamente en el plato de servir o en el molde con la base de papel que no podrás retirar, lo puedes recortar y usar una blonda de base para decorar, como hice yo.
Fuente: Velocidad Cuchara - Rosa Ardá.


2 comentarios:

  1. Una tarta de limón super apetecible y perfecta para terminar una comida con amigos!
    Aunque ya estemos bien entrados en enero te deseu un feliz año 2018 guapa!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina, por vuestras agradables palabras y por compartir ideas.
Me es imposible contestar a tod@s, afortunadamente somos much@s 'amig@s'...
Pero siempre os leo, si tenéis alguna duda intentaré ayudar a resolverla.
También podéis escríbir a mi correo angelbel2002@hotmail.com