Focaccia sin Amasado




Hoy os traigo la receta de una focaccia al alcance de todos y que está buenísima.

Además  de ser muy fácil de preparar, cuando la pruebes una vez, estoy segura que vas a repetir.
Su corteza es muy crujiente, queda como si estuviera frita. Y su miga es envolvente y jugosa. 
No dejes de hacer esta receta de focaccia ya que es una delicia y gusta a todo el mundo. Lo tiene todo para ocupar un lugar en el recetario de este blog y de cualquier casa.




Ingredientes: 470 gr de harina de fuerza, 380 gr de agua, 10 gr de levadura fresca  o 3 gr de la seca, 9 gr de sal, 10 gr de aceite de oliva virgen extra.

Aderezo
2 cds de aceite de oliva virgen extra, 2 cds de agua.

Relleno
2 ramitas de romero, 2 dientes de ajo, unos tomates cherrys. Aceitunas negras.
Sal gruesa o en escamas, aceite para untar la bandeja y las manos.


Elaboración: En un recipiente grande echar la levadura desmenuzada. Añadir el agua. Remover hasta que se diluya la levadura. Agregar la sal.

Añadir el aceite de oliva. Remover.

Tamizar a la mezcla la harina.
Remover muy bien con ayuda de una cuchara o amasadora con gancho, hasta dejar de ver las partículas de harina.
Cerrar el recipiente y dejar la masa en reposo 20 minutos.

Pasado el tiempo, mojar las manos en agua, sacudirlas y doblar la masa en forma de sobre, haciendo 4 dobleces. Cerrar el recipiente y dejar la masa en reposo otros 20 minutos.

Pasado tiempo, mojándote las manos, vuelve a doblar la masa en forma de sobre.
Cerrar el recipiente y la dejamos en reposo otros 20 minutos.

Pasado tiempo doblarla otra vez en forma de sobre. En esta etapa notarás como la masa se ha vuelto elástica y ha cogido el cuerpo.
Coger un recipiente limpio y untarlo con aceite de oliva. Poner dentro la masa.
Cerrar el recipiente y guardar la masa en la nevera durante 24 - 72 horas.

La puedes tener en la nevera hasta 3 días. 
Si no vas a usar la masa en tres días, es necesario que cada día la deshinches. El día que la vas a usar no hay que deshincharla.

Pasadas 24 - 72 horas sacar la masa de la nevera.
Forrar la bandeja con papel para hornear.
Untar el papel generosamente con aceite de oliva. No escatimes en aceite, cuanto mejor esté untado el papel, más crujiente te saldrá la focaccia. Volcar la masa sobre la bandeja.

Untar tus manos con aceite.
Estirar la masa con las manos por toda la superficie de la bandeja.
Hacerlo con cuidado y sin aplastar mucho la masa.

Si la masa se resiste, déjala en reposo unos 10-15 minutos para que se relaje. Termina de estirar la masa hasta cubrir toda la superficie de la bandeja.

Encender el horno a 250ºC con calor abajo y dejar que se vaya calentando durante 20 minutos.

10 minutos antes de que termine de calentarse el horno, preparar el aderezo: poner en un vaso el aceite y el agua, con ayuda de un tenedor batir hasta que emulsione.

Para terminar la focaccia, cortar los dientes de ajo en bastoncitos y meterlos en los agujeros de la masa.
cortar los tomates por la mitas y estujarlos un poco.
Poner aceitunas negras al gusto. 
Espolvorear con las hojas de romero y con la sal marina gruesa o en escamas.

Antes de llevar la focaccia al horno aderezarla con la emulsión de aceite y agua.
Meter la focaccia al horno.
Seguidamente bajar la temperatura a 230ºC y poner el calor arriba y abajo.

Hornear la focaccia unos 20 - 25 minutos o hasta que esté dorada.
Sacar del horno y servir enseguida.



Notas: Puedes rellenar la focaccia con los ingredientes que más te gusten: Oregano, pimientos secos, tomates cherry, queso, hierbas aromáticas, cebolla frita, etc., pero sin pasarte con las cantidades, para no restar protagonismo al pan.
Para que el sabor del ajo sea más suave, puedes retirar el tallo de los dientes de ajo.
La mejor forma de cortarla es con ayuda de unas tijeras.
La focaccia es un pan ideal para acompañar un plato en el almuerzo y totalmente autosuficiente como merienda o cena.


4 comentarios:

  1. espectacular esta focaccia, hay que ver lo fácil que puede ser tener una magnífica focaccia en casa

    ResponderEliminar
  2. Me encantan este tipo de panes. Tu focaccia tiene un aspecto buenísimo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la focaccia, esta tuya se ve deliciosa!!
    Un besito

    ResponderEliminar
  4. No dudo lo mas minimo que esta focaccia sin amasado este de muerte relenta, te ha quedado de relujo no lo siguiente por que no puedo que si no ya estaba metiendo la mano y dando cuenta de un trozo uummmmm.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar

Gracias a tod@s por venir a nuestra cocina, por vuestras agradables palabras y por compartir ideas.
Me es imposible contestar a tod@s, afortunadamente somos much@s 'amig@s'...
Pero siempre os leo, si tienes alguna duda intentaré ayudarte a resolverla.
Escríbeme a mi correo angelbel2002@hotmail.com