PLATOS DE CUARESMA

Galletas Palmira

Leo una receta de coco y me ilusiono enseguida. 

No lo puedo evitar, sobre todo si son tan sencillas como éstas. ¡¡Me encantan!!


Las de hoy no son unas galletas obra mía, si no que las he rescatado del apetecible blog de mi amiga Palmira. Ella capitanea un exquisito lugar gastronómico que si aún no conoces, te aconsejo que nada más leas ésta receta vayas a visitarla porque te va a encantar.

Aquí te dejo un enlace a sus deliciosos platos.

 



Ingredientes: Para unas 15 galletas.

150 g de harina, 60 g de azúcar blanquilla, 75 g de coco rallado, 1 pizca de sal, 2 yemas (+otra para dorar), 100 g de mantequilla muy fría, 2 yemas (+otra para dorar).

 

Elaboración: Mezclar la harina con el azúcar, la sal y el coco rallado.

Añadir las yemas y mezclar hasta obtener una textura algo arenosa.

Agregar la mantequilla fría, cortada en daditos pequeños, amasar con las manos y poco a poco con el calor de las manos la masa irá tomando cuerpo.

Cuando se pueda formar una bola, dejamos de amasar para que las galletas queden más  crujientes.

Colocar la masa entre dos hojas de papel vegetal y suavemente alisar con el rodillo hasta obtener un grosor de unos 3 - 5 milimetros.

Dejamos reposar en el frigorífico unos 30 minutos, para que la masa endurezca y sea más fácil de cortar con un cortapastas.

También puedes dejarla toda la noche en el frigorífico y continuar al día siguiente.

Mientras cortamos las galletas, calentar el horno a 180º C con calor arriba y abajo y ventilador si se dispone de él.

Recortar galletas con la forma que más nos guste y las disponerlas en una bandeja previamente forrada con papel de horno.

Mezclar la yema sobrante con unas gotitas de leche y pintar las galletas.

Hornear entre 12/15 minutos y dejamos enfriar un poco antes de pasar a una rejilla de pastelería para que terminen de enfriarse.

Guardar en una caja o tarro de cristal herméticos, se conservan bien unos 12-15 días.

Y como Palmira siempre nos dice al terminar sus recetas… Bon profit!

 



Notas: La mantequilla debe estar muy fría.

Mezclé la yema para pincelar con un poco de leche merengada, aportandole un toque y aroma muy apetecibles.

No amasar demasiado, para que en el resultado final las galletas queden más crujientes.

Los cortadores que yo he usado son pequeños, por lo que han salido   galletas.

Guardar en una caja o tarro de cristal herméticos.

Se conservan bien unos 12 - 15 días.

¡Gracias Palmira!

1 comentario:

  1. es que Palmira es una grandísima cocinera, y estas galletas son una señal de lo que digo

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina, por vuestras agradables palabras y por compartir ideas.
Me es imposible contestar a tod@s, afortunadamente somos much@s 'amig@s'...
Pero siempre os leo, si tenéis alguna duda intentaré ayudar a resolverla.
También podéis escríbir a mi correo angelbel2002@hotmail.com