PLATOS DE CUARESMA

Aceitunas Rajás

Otra receta deliciosa de aceitunas "aliñás de mi madre".

Ahora estamos en temporada, por lo que no os la podéis perder y de eso se trata en realidad, de que las recetas familiares de antaño, tradicionales de nuestra tierra no se pierdan, por eso indago, pregunto y rescato todas las que puedo, para conservarlas en mi blog y darlas a conocer.



Ingredientes: Para 1.650 kg de aceitunas.

1Pimiento rojo grande, 4 hojas de laurel secas, 8 dientes de ajo grandes, 3 trozos de piel de naranja seca, 2 cucharadas soperas de orégano, 1 limón en trozos, 2 cornetas secas, 1 trozo de rama de hinojo.

Para la salmuera: 1 litro y medio de agua, 180 g de vinagre de uva, 4 cucharadas de sal de cocina (60g).

 

Elaboración: las aceitunas deben ser gordas y verdes, una vez pesadas, lavarlas.

Escurrirlas y con un cuchillo fino hacerle cortes a lo largo, con 4 cortes por aceituna es suficiente.

Poner las aceitunas en un recipiente grande o varios más pequeños, preferiblemente de cristal y con cierre hermético, pueden ser una garrafa o tarros de cristal.

Llenar los recipientes de agua y taparlos bien.

Dejarlas reposar varios meses.

Según la receta de mi madre, el primer viernes de cuaresma debemos sacar las aceitunas y lavarlas.

Preparar la salmuera mezclando el agua, la sal y el vinagre, remover hasta deshacer la sal. Reservar.

Cortar en trozos el pimiento, las hojas de laurel, la piel de naranja, el limón, las cornetas y la rama de hinojo. Mezclar ahora los dientes de ajo y el orégano.

Unir todos los ingredientes con las aceitunas.

Repartir las aceitunas en la garrafa o en los tarros de cristal, incorporar la salmuera reservada hasta cubrir las aceitunas.

Volver a dejarlas macerar con los aliños, al menos un mes.

En Semana Santa estarán listas para tomarlas como un tentador aperitivo.



Notas: Las aceitunas aliñadas de esta forma tienen un periodo largo de conservación por la adición de la sal.

Una vez comenzamos a consumirlas, si están en garrafa, es necesario hacerlo de continuo para que no se agrien, por ese motivo aconsejo dejarlas macerar en tarros de cristal, así se puede abrir un tarro cuando se desee.

En el caso de que estén muy saladas, las que vallamos a tomar, se pueden dejar en reposo con agua unas horas antes de consumirlas, para quitar el exceso de sal.

En mi casa es habitual tomar estas aceitunas en verano, ya que incluso se pueden conservar más de un año, siempre que no se habra el recipiente, esté herméticamente cerrado y siempre cubiertas del agua o de la salmuera.

Gracias Mamita, por todo lo que me enseñas, compartes conmigo y con tod@s mis seguidores.

1 comentario:

  1. Sigue recogiendo recetas antiguas, son las mejores. Gracias

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina, por vuestras agradables palabras y por compartir ideas.
Me es imposible contestar a tod@s, afortunadamente somos much@s 'amig@s'...
Pero siempre os leo, si tenéis alguna duda intentaré ayudar a resolverla.
También podéis escríbir a mi correo angelbel2002@hotmail.com