Pastel de Manzana

La de hoy es una tarta blandita y jugosa, además de ser muy sencilla y rápida de elaborar, con un sabor pronunciado a manzana y muy agradable al paladar.
Lo ideal es servirla templada, acompañada de una bola de helado de vainilla, el contraste de sabores y temperatura, hará las delicias de todos.




Ingredientes: 3 manzanas golden (o la que más te guste), 150 ml de leche, 150 ml de nata, 100 gr de pan rallado, 100 gr de azúcar, 4 huevos medianos, 30 gr de mantequilla sin sal, 1 cucharadita de sal, 8 gr de azúcar avainillada, 1 cucharadita de canela molida, mermelada de melocotón o de naranja o de albaricoque.


Elaboración: Mezclar  la leche y la nata con la mitad del azúcar, remover hasta que se diluya el azúcar.

Verter la leche en un recipiente. Añadir la sal. Cascar los huevos y batir hasta obtener una mezcla homogénea.

Añadir el pan rallado. Remover muy bien hasta que no queden grumos, reservar la mezcla.

Precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y bajo (si no tienes esta opción, pon calor solo de abajo).

Pelar y trocear en daditos 2 manzanas. 
La manzana que queda reservarla para ponerlas sobre el pastel.
Poner al fuego una sartén. 
Añadir la mantequilla, una vez que está derretida, añadir las manzanas. Remover.
Agregar el jugo de limón, el azúcar restante y azúcar de vainilla.
Cuando las manzanas hayan soltado el jugo, subir el fuego alto para que evapore. Cuando el jugo se haya evaporado, el relleno está listo.

La mezcla de huevos se habrá espesado, ya que el pan rallado se ha hinchado. Añadir a la mezcla las manzanas. Remover muy bien.

Preparar el molde untando con mantequilla y espolvoreando con harina o lo puedes forrar con papel para hornear, así quedará mejor.
El tamaño del molde debe ser de 24 cm de diámetro, es un molde grande a propósito, para que la tarta salga bajita.
Verter la mezcla en el molde.

Pelar y trocear la manzana restante en rebanadas finas.
Colocar los gajos de manzana por encima formando un circulo.

Meter la tarta en el horno precalentado, en la balda baja, y hornearla a 180º / 50 - 60 minutos o hasta que quede doradita.
En el caso de que tu horno solo tenga el calor abajo, hornéala en la balda del medio.

Si al pinchar con un palillo de madera este sale limpio, la tarta está hecha.

Para que la tarta quede bonita, hay que pintarla con mermelada de albaricoque o de melocotón o de naranja ligeramente calentada en microondas, ésta le aportará un brillo muy apetecible.



Nota: Yo la hornee en mi olla programable con un tiempo de 45 minutos, programa pastel, válvula cerrada y como puedes ver quedó estupenda.
Fuente: Esbieta

5 comentarios:

  1. Qué ricas estas tartas de manzana tiernas. Mi madre preparaba una parecida pero con harina en lugar de pan rallado. Tendré que probarla!
    Besos y feliz fin de semana.
    Palmira

    ResponderEliminar
  2. Q buena pinta !!!! Me encanta la idea del pan rallado , la haré seguro , segurísimo .... . Un beso

    ResponderEliminar
  3. Que buena pinta tiene!!! Se ve un corte rico, las tartas de manzana son una delicia.
    Besoss

    ResponderEliminar
  4. Si lleva manzana, ya me gusta y da igual lo que lleve, es diferente a muchìsimas otras. La tarta o pastel por excelencia en tus manos, se convierte en un postre de lo más rico.
    Ahora me llevo un trocito.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. que delicia de tarta con gusto me llevaría un trozo. besinos

    ResponderEliminar

Gracias a tod@s por venir a nuestra cocina, por vuestras agradables palabras y por compartir ideas.
Me es imposible contestar a tod@s, afortunadamente somos much@s 'amig@s'...
Pero siempre os leo, si tienes alguna duda intentaré ayudarte a resolverla.
Escríbeme a mi correo angelbel2002@hotmail.com