PLATOS DE CUARESMA

Croquetas de Jamón

Vamos a cocinar la mejor receta de croquetas, para que las tengas listas en tu congelador y las puedas disfrutar en tu casa en cualquier momento.

Sí, es verdad que son un poco entretenidas de elaborar, pero merece la pena, ya que con las cantidades que te voy a dar sale bastante cantidad y la verdad es que unas buenas croquetas caseras no se pueden comparar con las del super.

La base suele ser de bechamel, pero en ella puedes mezclar todo tipo de ingredientes como trocitos de pescado, carne, atún, gambas, verduras, setas lo que quieras.
Son un entrante muy popular, en casa nos encantan y si las acompañas con cerveza o una copa de buen vino, no te digo más…




Ingredientes: 150 g jamón serrano, 2 huevos duros, 50 g aceite de oliva virgen extra, 100 g mantequilla, 30 g cebolla, 200 g harina de repostería, 1 litro de leche entera a temperatura ambiente, 1 pellizco nuez moscada, 1 pellizco pimienta negra molida, 2 pellizcos de sal (ajustar al gusto).

Para rebozar y freír: Harina, 3 huevos batidos, pan rallado, aceite suave de oliva virgen extra.





Elaboración: Poner el jamón serrano en el vaso, colocar el selector de velocidad en posición vaso cerrado y dar 5 golpes de turbo. Posición vaso abierto, retirar el jamón y reservar.
Trocear los huevos duros programando 2 segundos, velocidad 4, retirar y reservar.

A continuación verter en el vaso el aceite, la mantequilla y la cebolla. Programar 3 minutos, temperatura varoma, velocidad 4.
Añadir la harina, programar 3 minutos, 100º velocidad 2.

Incorporar la leche, la nuez moscada, la pimienta y la sal. Mezclar 10 segundos velocidad 6.
Programar 7 minutos, temperatura varoma, velocidad 4.

Dejar reposar unos minutos. Añadir el resto de jamón y huevos picados, mezclar bien con la espátula.

Verter la masa en una manga pastelera o en una bandeja humedecida previamente para que no se pegue la  masa y dejarla enfriar.
Reservar en el frigorífico un mínimo de 8 horas, yo las suelo hacer de un día para otro.

Formar las croquetas, envolverlas en harina, a continuación en huevo batido y por último en pan rallado.
Ponerlas en bandejas, llevarlas al congelador 3 o 4 horas, pasarlas a una bolsa de congelación bien cerrada.

Y cuando quieras disfrutarlas, solo hay que sacarlas un ratito antes del congelador, freírlas en abundante aceite caliente, dejarlas escurrir sobre papel absorbente y servir calientes.

Si quieres ver mi especialidad de "croquetas de collejas con gambas", cocinadas en thermomix o de forma tradicional, la puedes ver aquí.

0 comentarios:

Gracias por visitar mi cocina, por vuestras agradables palabras y por compartir ideas.
Me es imposible contestar a tod@s, afortunadamente somos much@s 'amig@s'...
Pero siempre os leo, si tenéis alguna duda intentaré ayudar a resolverla.
También podéis escríbir a mi correo angelbel2002@hotmail.com