Pastel Desnudo

Hace mucho tiempo que quería hacer un naked cake o pastel desnudo, y por fin ha llegado el momento.  
Es una tendencia que llegó en 2013, muy versátil y popular y se encuentran miles de ellas en la red.



Son tartas sencillas, decoradas con elementos frescos como frutas y flores. Un pastel que está desprovisto de la cubierta, ya sea de buttercream o fondant, con su interior a la vista, en el que se pueden apreciar colores, texturas e irregularidades, dejando ver el bizcocho y el relleno de una forma natural,  es por eso que resultan tan bonitas y llamativas.



La elección del bizcocho fue sencilla,  bizcocho de yogur griego y vainilla, regado con almíbar ligero.

Para el relleno opté por un buttercreme suizo con crema de queso y ganaché de chocolate. Que son dos cremas que casan a la perfección, suaves y delicadas al paladar.




Como habréis imaginado, eran para eventos diferentes, por lo que  una la decoré con fruta fresca del tiempo y de la zona y la otra con unos bonitos números y unas flores que iban a juego con la decoración de las mesas.




6 comentarios:

  1. Estos pasteles me encantan por su sencillez y elegancia a la vez, muy bonitos y me imagino que muy ricos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Te felicito amiga decoras muy bonito y sencillo .Muchas gracias reina por hacerme participe.Bssss

    ResponderEliminar
  3. Un pastel muy rico y curioso su nombre no lo conocía hasta ahora mismo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. A mí me gustan mucho más que los pasteles de fondant o los que llevan cremas a todo alrededor. ME resulta más elegante y menos pesado. Desde luego te ha quedado precioso ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

Gracias a tod@s por venir a nuestra cocina, por vuestras agradables palabras y por compartir ideas.
Me es imposible contestar a tod@s, afortunadamente somos much@s 'amig@s'...
Pero siempre os leo, si tienes alguna duda intentaré ayudarte a resolverla.
Escríbeme a mi correo angelbel2002@hotmail.com