Masa de Pizza con Levadura Seca o Fresca

El viernes pasado, cuando fui a preparar pizza, como hago cada viernes, no tenía en casa levadura fresca, así que hice la masa con levadura seca en grano, (deshidratada o liofilizada) y salió una masa muy buena.
Así que por si algún día te pasa a ti lo mismo o no quieres usar la levadura fresca, te dejo la receta de masa para pizza básica con levadura seca o fresca, según te convenga en ese momento, ya que el procedimiento al principio de la elaboración es un poco diferente según la que uses.



Ingredientes para 2 pizzas grandes: 500 gr de harina de trigo (250 gr de harina de trigo común y 250 gr de harina de fuerza), 250 ml de agua tibia,  1 sobre (7 gr) de levadura seca de panadería o 1 cuadradito (25 gr) de levadura fresca, 4 cucharadas soperas de AOVE (40 ml), 1 cucharadita de sal fina.

Elaboración con levadura seca: Poner en un bol la harina y la levadura del sobre, mezclar bien.
Añadir el agua tibia a unos 40º, el aceite y por último la sal.


Pizza con levadura fresca: Poner la harina en un bol, hacer un hueco en el centro.
Agregar el agua tibia a unos 40º, desmenuzar el cuadrito de levadura fresca y echarlo al agua, remover e incorporar a la harina. Añadir el aceite y la sal.

A partir de aquí la elaboración sigue igual para las dos levaduras.
Mezclar todo con la pala de la amasadora o una cuchara de madera, hasta formar una masa homogénea que al masar con las manos no debe quedar  pegajosa.

Yo la tuve amasando en la amasadora unos 15 minutos a velocidad media-alta.








Formar una bola, ponerla en el bol que la hemos amasado, taparla con un film o un paño y dejarla levar como mínimo 1 hora, hasta que doble su volumen, en un ambiente cálido, alejada de corrientes de aire y nunca sobre una superficie fría como el mármol o acero inoxidable.

Retirar la masa del bol y pinchar con los dedos para desgasificarla.

Encender el horno a 200º - 250ºC calor arriba y abajo.

Dividir la masa en 2 o 3 partes según la cantidad de pizzas que quieras hacer y según te guste más gruesa o fina. 
Extender la masa con rodillo dándole la forma deseada, yo en esta ocasión la hice grande y rectangular, justo lo que ocupaba la bandeja del mi horno, porque quería una masa bien gordita.

Untar la masa con tomate, espolvorear con orégano y sal de ajo, cubrir con mozarella. Poner los demás ingredientes a tu gusto.

Llevar la pizza al horno precalentado, ponerla en la última balda de abajo.
Retirarla cuando esté dorada y el queso bien fundido. Yo la tuve 15 minutos en mi horno, pero el tiempo depende del grosor de la masa y de cada horno.

Dejarla reposar unos minutos, cortarla en trozos, servir caliente, y ahora viene lo mejor…Disfrutarla con los tuyos.

2 comentarios:

  1. Hola Isabel. Una receta muy útil porque es fácil que nos pase lo que a ti. Suelo tener levadura fresca casi siempre y la seca se me caduca, pero con la cabeza que tengo, nunca se sabe. De todas formas, viendo las fotos, ya sé que puede ser una forma de ir utilizando la seca porque vale la pena.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me vienen muy bien tus explicaciones porque suelo usar fresca pero tengo deshidratada así sabré como darle salida!!!
    No hay nada más rico y divertido que una rica pizza casera con una masa de lujo!!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar

Gracias a tod@s por venir a nuestra cocina, por vuestras agradables palabras y por compartir ideas.
Me es imposible contestar a tod@s, afortunadamente somos much@s 'amig@s'...
Pero siempre os leo, si tienes alguna duda intentaré ayudarte a resolverla.
Escríbeme a mi correo angelbel2002@hotmail.com