PLATOS DE CUARESMA

Tortitas Crujientes de Camarones

Con una cervecita fresquita o una copa de buen vino y en buena compañía, unas tortitas de camarones puede ser el aperitivo perfecto.
Un plato típico gaditano de origen en la localidad de San Fernando, que se suele tomar como tapa, aumentando su consumo en época de Carnaval.
Deben ser muy  crujientes, finitas, ligeras y sabrosas.




Ingredientes: 150 gr de camarones frescos, 100 gr de harina de trigo, 100 gr de harina de garbanzo, 250 ml de agua fría, 1 cebolleta tierna pequeña o media si es grande, unas ramas de perejil, aceite de oliva para freír, sal al gusto.


Elaboración: Retirar a la cebolleta rabo y raíces, picarla muy finita. Reservar.

En un bol poner la harina de trigo, la harina de garbanzo, el perejil picadito, la cebolleta, una pizca de sal y mezclar todo con una cuchara.
Añadir el agua fría y mezclar de nuevo hasta obtener una masa homogénea y de consistencia bastante líquida.

Añadir los camarones a la mezcla, dejar reposar entre 30 minutos y 1 hora en la nevera para que esté más fría, para que la textura quede mejor y las tortitas más crujientes.

Cubrir el fondo de una sartén amplia con 1 o 2 cm de aceite y calentarlo a fuego medio-alto hasta que esté bien caliente pero sin que llegure a humear.
Echar cucharadas, una a una, de masa de las tortitas al aceite.

Si la masa está bien deberá expandirse hasta quedarse bastante fina pero si no es así,  añadir un par de cucharadas soperas de agua fría a la masa y mezclar bien de nuevo para que la textura se aligere un poco.

Echar cucharadas de la masa hasta completar la sartén sin que se peguen unas a otras y cocinarlas por un lado hasta que se dore. 
Darles la vuelta y hacer lo mismo por el otro lado.

Sacarlas con una espumadera sobre papel de cocina para que adsorba el aceite sobrante. Si lo deseas les puedes poner un poco de sal.

Seguir friendo las demás tortitas y ponerlas por tandas  en un el plato, siempre sobre papel absorbente. 
Servir las tortitas calientes y crujientes. 
¡¡Quedan espectaculares y deliciosas!!





Notas: Con éstas cantidades salen bastantes tortitas, si tú quieres hacer menos, como yo que hice para tres personas, puedes hacer la mitad.

También se pueden congelar siguiendo los siguientes pasos: Freirlas un poco menos, que no lleguen a estar doradas, dejarlas enfriar sobre papel de cocina y envolverlas en papel film de forma que queden separadas unas de otras. 
Ponerlas en una bolsa para congelar o recipiente de cierre hermético y llevarlas al congelador.
Para comerlas, dejarlas descongelar durante unas horas en la nevera y después freírlas hasta que estén doradas.

Se hacen con camarones crudos, pero, si no los encuentras, puedes prepararlas con camarones cocidos, aunque quedarán con menos sabor.

Por aquí no siempre en las pescaderías se encuentran camarones, por  lo que en alguna ocasión los he sustituido por gambas cortadas en trocitos y también están muy buenas.





Las tortitas originales son fritas, pero también se pueden hacer a la plancha, con un poquito de aceite y dejando que se doren por cada lado, quedan diferentes pero también muy buenas.

En el siguiente enlace puedes ver otra versión que hice de trotitas de camarones muy ricas también, son más gorditas y jugosas, pero no son tan crujientes... Ahora ya lo dejo a tu elección. 
"Tortitas de Camarones"

2 comentarios:

  1. Tienen una vista fantástica.Un aperitivo que en casa nos gusta mucho amiga.Bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii Doris!!
      Es que están divinas, a nosotos también nos encantan.
      Un abrazo amiga.

      Eliminar

Gracias por visitar mi cocina, por vuestras agradables palabras y por compartir ideas.
Me es imposible contestar a tod@s, afortunadamente somos much@s 'amig@s'...
Pero siempre os leo, si tenéis alguna duda intentaré ayudar a resolverla.
También podéis escríbir a mi correo angelbel2002@hotmail.com