PLATOS DE CUARESMA

Piel de Naranja Confitada

¡¡Hola Amig@s!!
En lugar de tirar las cáscaras de naranjas, vamos a preparar con ellas unas golosinas caseras riquísimas y un poco más sanas que las que acostumbramos a tomar.




Ingredientes: 2 kg de naranjas, un poco de sal fina.
La misma cantidad que el peso de las cortezas en agua y también de azúcar (por ejemplo 500 g de cortezas, 500 g de azúcar y 500 g de agua).




Elaboración: Limpiar frotando con un cepillito muy bien la piel de las naranjas. Cortar la parte de arriba y la de abajo.
Hacer 4 cortes a lo largo de la naranja y sacar toda la corteza entera con la parte blanca incluida.

Meter las cortezas en una cazuela, echar un pelin de sal, cubrir con agua fría, hervir para blanquearlas minutos. Escurrirlas y cambiar el agua. Volver a hervir otros 5 minutos. Repetir esto por lo menos 4 veces en total.

Cortar las cortezas en tiras. Pesarlas para calcular la cantidad de los demás ingredientes.



Hacer un sirope con el azúcar (el mismo peso que las cortezas y la misma cantidad de agua). Cuando el sirope comience a hervir volcar las cortezas, dejar cocer 5 minutos, removiendo de vez en cuando, apagar el fuego y esperar a que se enfríen.

Volver a poner la cazuela en el fuego y contar otros 5 minutos desde que comience a hervir. Hacer lo mismo que la primera vez y repetir 4 veces.

En la quinta y última las cortezas comienzan a ponerse traslúcidas, bajar el fuego y dejar confitar estas cortezas a fuego muy lento hasta que estén transparentes y se evapore el líquido.

Se dejan enfriar un poco en la misma cazuela.

Extenderlas en una bandeja forrada de papel vegetal, llevarlas al horno precalentado a 50ºC hasta que se sequen. 




Notas: Las mías han tardado unos 50 minutos, pero esto es orientativo, porque dependerá del grosor de la piel de tus naranjas.

Si ves que se han secado más por un lado que por otro, les puedes dar la vuelta y dejarlas un ratito más de horno.


Para obtener unas cáscaras de limón confitadas, debes seguir estos mismos pasos exactamente igual.

Para bañarlas en chocolate, puedes fundir al microondas unas onzas de chocolate negro en un vasito pequeño, bañarlas en el chocolate sujetándolas por un extremo.
Dejarlas enfriar sobre una rejilla.

Para conservarlas debes meterlas en un tarro de cristal o  un recipiente hermético bien cerrado y ponerlas en el frigorífico, cuando las vayáis a consumir bañarlas en chocolate fundido.

¡¡Son deliciosas!!


2 comentarios:

  1. Que ricas y ademas nos sirven para el roscon de Reyes también.Muchas gracias y felices fiestas.

    ResponderEliminar
  2. Qué delicias nos traes, sobre todo me encantan las de chocolate!!!un beso

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina, por vuestras agradables palabras y por compartir ideas.
Me es imposible contestar a tod@s, afortunadamente somos much@s 'amig@s'...
Pero siempre os leo, si tenéis alguna duda intentaré ayudar a resolverla.
También podéis escríbir a mi correo angelbel2002@hotmail.com